Berta Isla - Javier Marías

IMG_5774.jpeg

Javier Marías no necesita presentación. Nació en Madrid en el año 1951 y vivió gran parte de su niñez en los Estados Unidos, debido a que su padre, el filósofo Julián Marías tuvo que exiliarse por su oposición al régimen dictatorial franquista. Marías estudió en el Colegio Estudio, heredero de la Institución Libre de Enseñanza y empezó su carrera traduciendo textos para su tío, el cineasta Jesús Franco. Su primera novela llegó en 1970, Los dominios del lobo y en 1993 novela-ensayo más exitosa, Corazón tan blanco. Sus obras han sido traducidas a 40 idiomas y publicadas en más de 57 países, lo que lo convierte en uno de los mejores escritores españoles de las últimas décadas. Forma parte de la Real Academia Española y participa en medios relevantes como El País o la revista mexicana Letras Libres.

La novela se sitúa en la España y la Gran Bretaña de finales de siglo XX, documentando etapas tan apasionantes históricamente como la dictadura del general Franco, el terrorismo del IRA y de ETA terminando con la Guerra Fría. Su estructura es muy tajante, dando saltos estrepitosos en el tiempo en cada capítulo. En mi opinión el autor se repite a menudo a la hora de narrar situaciones, haciendo que a veces sea redundante su lectura. Aun así el libro usa un lenguaje coloquial y casi lírico que hace muy rápida y agradable su lectura. Me gustaría resaltar también el lenguaje poético tan rico que nace en muchos capítulos y que hace reflexionar a menudo al lector.

Su personaje principal no es Berta Isla, una joven y liberal madrileña con toda la vida por delante, sino su pareja sentimental desde la secundaria, Tomás Nevinson. Medio español medio británico, Tomás un inteligente y apusto muchacho vivirá hasta su época universitaria en Madrid. Gracias a su doble nacionalidad el joven dominará ambas lenguas, y será reconocido públicamente por su talento imitador, que atrapará y hará reír a todo el que comparta un rato con él. Su novia Berta, le animará a estudiar en la Universidad de Oxford al acabar el instituto. Pronto se convertirá en un estudiante sobresaliente y admirado por sus profesores. Después de graduarse, debido a su habilidad por las lenguas, será reclutado por los servicios secretos británicos y empezará una nueva vida como agente. Como resultado, la identidad y el engaño ocuparán un lugar central en esta obra. Ambos personajes guardarán su vida para sí mismos creando miles de incógnitas para el lector y caracterizando este libro como un gran misterio. Aunque la novela claramente represente a Berta Isla como una Penélope, que espera a su marido y no se rinde pese a las circunstancias de la vida; esta no deja de ser una mujer moderna para los tiempos que corrían en España a finales de los 80.

Berta Isla ha sido una lectura enriquecedora, mi primera vez leyendo a Marías. Muchos y muchas ya estaréis pensando cómo no lo había hecho hasta ahora. En mi opinión es un libro que no deja indiferente y que invita a una conversación tras su frase final. Son muchos los capítulos que me dejan perpleja por su intriga y que me hacen pedir un poco más al autor. El manejo del vocabulario es fascinante, aunque pienso que el autor abusa de los adjetivos para describir personas, lugares o cosas, que podrían ser dibujados más brevemente. Otro de los puntos fuertes de este libro son los antecedentes históricos y como los personajes son protagonistas directos de los mismos. Sin duda Berta Isla es un libro que recomiendo a todos los públicos por su naturaleza melódica que facilita y atrapa desde el minuto uno al leyente.

Maria Martin Recio2 Comments